Ir al contenido principal

NEOLIBERALISMO O MUERTE


El Neoliberalismo es el nieto de las ideas liberales que surgen a raíz del capitalismo aparecido tras la revolución industrial. En esta época el capitalismo vivió su espectacular nacimiento a través de la explotación de hombres, mujeres y niños.
A principios del siglo XX empezaron a surgir luchas sociales, entonces el Estado empezó a tener más ingerencia y control social hasta que en la década de los 80, los gobiernos de Thacher y Reagan retomaron las viejas ideas liberales rebautizándolas y modernizándolas para convertirlas en el actual Neoliberalismo.
En resumen este sistema de organización económica se basa en la oferta, la demanda y la competencia, frente al cual el Estado sólo debe intervenir en raras situaciones. En este sistema la persona es una pieza más del engranaje en la media en que sus necesidades le obligan a consumir y su egoísmo le hacen desear más riqueza.
El Neoliberalismo entonces considera al ser humano un ser inmoral que actúa exclusivamente por puro egoísmo, (igual es esta la razón de que funcione tan bien en el nuevo orden mundial y que le hombre es egoísta por naturaleza). En este momento ética y economía empiezan a ir cada una por su lado.
La necesidad hace al hombre dependiente, por eso si tenemos mercados sin ningún tipo de ley, los que más necesitan, pobres, excluidos están en riesgo de ser explotados y oprimidos. Quién tiene dinero para pagar a un trabajador puede elegir a quién contratar, pero el que necesita de trabajar para sobrevivir no puede darse el lujo de escoger, tiene que aceptar cualquier trabajo, tampoco puede escoger que comerá porque sólo puede comer hasta donde le alcanza.
Una persona es más productiva en la medida que tiene buena salud y mejor educación, pero si la manera que tiene para acceder a una buena educación y buena salud, es pagando, querrá decir qué “que culpa tuvo nadie de nacer donde nació para que luego le condenen y le exploten como a un cabrón”; es decir serás más competitivo a raíz de tener más dinero y esto se convierte en un círculo vicioso.
En los países donde se han aplicado las teorías neoliberales, sin meternos en resultados macroeconómicos, en el plano social estas recetas han aumentado las diferencias entre ricos y pobres y se da la paradoja que la fortuna de una de las personas más ricas del mundo sea igual al PIB de varias de las naciones más pobres del mundo.
Y pregunto, ¿esta es la panacea que nos quieren vender los que quieren la delgadez de los estados?.
El Estado Socialista ha fracasado, pero, ¿el remedio es la adopción sin peros a este sistema neoliberal?
¿La solución a una crisis provocada por las teorías neoliberales en USA tiene que ser adelgazar el Estado y dar más poder a los mercados?
Yo no se cual es la receta pero si se cuál es el origen.

Comentarios

  1. La burbuja se va a terminar rompiendo y se va a llevar a mucha gente por el camino. Ese va a ser uno de los problemas que viene y que esperemos que no nos pille.

    Pero si alguna vez nos pasa, no seamos tontos y vayamos a por el vecino por cercanía si no a por el psicoópata que ha causado todo este problema.

    ResponderEliminar
  2. El Liberalismo fomenta claramente la desigualdad entre las personas, crea auténticas diferencias entre ricos y pobres, aumenta la distancia entre las clases sociales y ayuda a no reprimir nuestro instinto egoísta, un instinto animal que en la especie humana se hace ostensible en la vida social a través del dinero y de la posición ocupada en los estratos sociales.

    Muchos se inclinan hacia el Liberalismo, hoy llamado Neoliberalismo, excusándose en su defensa de las libertades individuales, lo cual es en realidad una falaz excusa para defender los intereses de los más poderosos, pues el Neoliberalismo únicamente ofrece libertad a quien de por sí más tiene y favoreciendo a quienes nacieron en buenas cunas, y es por tanto una libertad ficticia dado que no podemos hablar de libertad cuando un sistema no ofrece igualdad de oportunidades que condujeran a hacer uso de esa libertad.

    En consecuencia, resulta del todo incomprensible que quienes no salen beneficiados de dicho sistema, lo defiendan.

    El neoliberalismo es el causante de la crisis actual, baste con advertir un capitalismo salvaje tras la caída del muro hace ya más de dos décadas. Ya en la década de los 90' expertos en materia económica advirtieron de esta crisis debido a ese salvajismo neoliberal. Hoy sufrimos las consecuencias y las sufriremos de manera cíclica, pues es un sistema que se recupera por medio del Estado (qué inyecta dinero público en entidades bancarias) y que una vez recuperado vuelve a ese salvajismo que desembocará en una nueva crisis. Por tanto, es un sistema abocado a generar crisis cíclicas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Cómo admiro (o no) que seáis capaces de teorizar sobre lo que sea. Con lo que se nos viene encima.
    Neoliberalismo = caca o = una maravilla. Muy bien, estupendo. Lo tendremos en cuenta dentro de poco, entre bofetada y bofetada.

    Saludos, cordiales todavía.

    ResponderEliminar
  4. Misántropo,
    el problema es que la burbuja lleva hinchándose 200 años y no revienta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Perdonadme, estoy depre, ya sé que yo mismo teorizaba ayer o anteayer. ¡Hala! que tengáis un buen día.

    ResponderEliminar
  6. Victor,
    excelente comentario, no añadiría más.
    El Neoliberalismo se papea con patatas al Estado Social.
    Saludetes

    ResponderEliminar
  7. Carlos,
    y la pregunta es,
    qué problema hay en teorizar, hay espacios para todo. Esto indica que el NEoliberalismo por definición no me gusta y la praxis del socialismo ha fracasado, estoy en un punto muerto.
    Y aquí en la blogosfera todos teorizamos o ves tu la acción directa por algun lado?.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  8. La burbuja tiene que reventar pronto por un pequeño detalle que se escapa del liberalismo. Los beneficios no pueden seguir creciendo por un simple detalle, va a llegar un momento que no va haber matería para poder cubrir las necesidades.

    Y cuando nos falte el pan en la mesa, y los esclavos modernos nos demos cuenta de que o pasamos a la acción y se acabó el duro entonces podremos dar por cerrada esta triste fase de la humanidad.

    Viendonos como especie hay que reconocer el trste detalle que despues de millones de años de evolución fisica y tecnologica hemos involucionado socialmente.

    Potenciando el individualismo estamos alejándonos de una de las herramientas que nos permitió llegar hasta aquí desde la rama del arbol y es la colaboración social.

    Que bien hubiesemos hecho al planeta si nos hubiesemos quedado en la rama

    ResponderEliminar
  9. Misántropo,
    "Viendonos como especie hay que reconocer el trste detalle que despues de millones de años de evolución fisica y tecnologica hemos involucionado socialmente."

    Esa frase me parece genial, la comparto y creo que las políticas liberales fomentan esto. Todo lo que suena a social es criticado y satanizado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Esta claro que vivimos en la sociedad de "salvese quien pueda" y actuamos egoistamente: primero yo, luego los de mi alrededor y casi nadie ve mas alla de eso.

    Otra cosa que tenemos que asumir, tristemente, es que nosotros estamos escribiendo en este blog porque a la vez hay gente que se muere de hambre en Africa. Triste, pero cierto señores.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Sueco,
    cierto, si lo piensas fríamente un sudanés tiene todo el derecho ético de instalarse en el salón de tu casa y ocuparlo. 200 años de liberalismo han profundizado estas diferencias.
    Volvemos a Goteborg?

    ResponderEliminar
  12. Yo soy partidario del realismo, una figura nueva en política.
    Tengo bastante claro que el empresario expone su dinero para obtener beneficios y generalmente vive bien a costa del esfuerzo sus trabajadores.
    Ahora bien yo prefiero a muchos empresarios ganando dinero, generando puestos de trabajo y cotizando por ellos a la SS, antes que tener que subvencionar el estado al trabajador con 420 € y encima sin cotizar.
    Ademas el bienestar social viene acompañado de la bonanza económica. Claro que pueden ocurrir desgracias como la que nos ha ocurrido a los españoles, dos burbujas juntas, la inmobiliaria y la financiera que nos han dejado en paños menores.
    Por cierto no soy empresario, estoy mas cerca de la categoría del mileurismo.
    Pero ese es mi realismo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Helio,
    ¿Qué tiene de malo que el Estado de una ayuda a quién realmente se ha quedado en el paro y ha pagado los platos rotos de la crisis?
    Otro tema es el jeta que está recibiendo ayuda y encima trabaja en negro, a ese caña.
    ¿Por qué no puede haber bonanza económica con un reparto justo de la riqueza?.
    Si aceptamos todos por pura resignación el status quo mal lo llevamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo con MENTALISTA, si hoy el Estado está dando subsidios es como consecuencia de una crisis producida por el sistema económico imperante. Por lo tanto, lo que no puede hacer el Estado es abandonar a sus ciudadanos los cuales a lo largo de su vida han contribuido a él, y no los puede abandonar porque estas personas que son las damnificadas de la crisis, nada tienen que ver con su causa.

    Sin embargo, Helio, y sin ánimo de abrir debate o de polemizar, he de decirte que ya que has criticado esos subsidios, quizá te faltó criticar la fuerte dosis de dinero público* que el ESTADO ha inyectado a los BANCOS, siendo éstos los verdaderos causantes de la aberrante crisis que hoy, y que desde hace ya dos largos años, venimos sufriendo.

    Todavía me pregunto por qué para muchas personas no gusta la IGUALDAD.

    * la inyección de dinero público a los bancos es desorbitantemente más alta que los subsidios que el Estado proporciona a quienes ya han agotado su prestación por deseempleo. Sin embargo, a pesar de que supuestamente esa inyección a los bancos tiene como motivo que éstos inviertan en proyectos para que se genere empleo, observamos a día de hoy que aún no ha dado fruto.

    ResponderEliminar
  15. Con Neoliberalismo y sin él, está claro que el que tiene dinero podrá pasar épocas más o menos boyantes, pero siempre saldrá a flote, pero el que no tiene un clavo y depende de un misero sueldo con malos gobernantes y me da lo mismo de la ideología que sea y la doctrine que practiquen, si erran se van con perdón a la puta mierda. Saludos MENTALISTA.

    ResponderEliminar
  16. Hola Rafa,
    está clarísimo amigo, no es lo mismo quitarse de comer porque no llega que quitarse de comprar un Audi.
    Evidente.
    Pero esta crisis de ahora ha sido provocada por el neoliberalismo implantado ya en todo el mundo.

    ResponderEliminar
  17. Siento teorizar de nuevo; pero este tema podría estar revolviéndose hasta el infinito. Yo comparo el actual sistema económico con un ecosistema, que siempre depende de sus recursos para subsistir. En mi caso, las cuentas siempre me salen igual:

    Los bancos, los estados y los particulares, han puesto en movimiento más dinero del que existe. Las empresas, dejando de vender recursos reales, venden humo. Los particulares, envidiosos de la bonanza del vecino, tratan de subirse al carro robando lo más posible. Así, sólo puede ganar el más fuerte, o el más jeta.

    Volviendo a mi anterior post, el sistema es así porque así lo hemos creado. Nosotros.

    ResponderEliminar
  18. Mellow, ¿este sistema es el que más se acomoda a la raza humana?.
    Si es así, dejadme parar que me vuelvo al árbol.

    ResponderEliminar
  19. Por supuesto. Este es el sistema que más se acomoda de cualquier modo a la premisa de la evolución, a la supervivencia del más fuerte.

    Darwin, hoy, quizá escribiría teorías sociopolíticas.

    Tiene gracia eso de volverse al árbol. Todo lo que somos, cualquier cosa que creemos, que imaginamos, que deseamos, viene de ahí; de repente el Orrorin tugenensis
    (el primer simio bipedestado) se yergue; eso le permite ver a sus predadores a través de las alta hierbas; y el espacio que usaba su cerebro para desplazarse a 4 patas, queda sin uso, y empieza a utilizarse para otros menesteres...

    El resto, es prehistoria. Y después, curiosamente, voy a usar el mismo fin que en el anterior post: nosotros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

DESHACER EL MUNDO

Empezar porque sì
y acabar no se cuando
el azul me da cielo
y el iris los cambios
los astros no están más lejos
que los hombres que trato
repito otras voces
que siento como mías
y se encierran en mi cuerpo
con rumor de mar gruesa
Estribillo:
te he dicho que no mires atràs
por que el cielo no es tuyo
y hay que empezar despacio
a deshacer el mundo
El aliento de la tierra
y su calma serena
y la sombra de la tarde
es una mano que tiembla
la música me abre secretos
que ahora están dentro de mí
al final después de todo
no somos tan distintos
un oasis en desierto
donde queda la paciencia
Estribillo
Ponme fuera del alcance
del bostezo universal
nos veremos en el exilio
o en una celda
ponme fuera del reposo
en mi historia personal
soy un ave rapaz:
mirad mis alas!

SER OBRERO Y VOTAR DERECHA

Se da por hecho que ser rico y de derechas tiene una lógica aplastante, eres un egoísta que tienes unos privilegios que mantener y que te han sido otorgados por una deidad superior que te quiere un montón. Lo que no cuela ni con calzador es ser un trabajador sin un puto duro y hacerse de derechas (en nuestro caso PP-PSOE-CIU-PNV-UPyD), es de gilipollas. Vamos a analizar por partes las posibles razones para esta suma estupidez: ·. Que le den por el culo a la sociedad, al fin y al cabo para que vamos a defender un modelo social solidario basado en la sanidad y la educación públicas, el subsidio por desempleo, derechos laborales…el que tenga dinero que se pague lo suyo y al que no QUE LE DEN, hay que tener malos reaños y encima si no tienes pasta, ser estúpido. ·Si los ricos son de derechas quiere decir que ser de derechas me hará más rico así que vamos adelantando el voto para que cuando tenga mi empresa lo tenga todo más allanado. ·Tenemos que seguir a un lider carismático, un macho alfa…

¿VOLVEREMOS?