jueves, 28 de noviembre de 2013

MARCA ESPAÑA

Un TARTAZO es condenado hasta con dos años de cárcel. Y ser un CHORIZO corrupto y ladrón, a la sombra de un partido político mayoritario, 4 años y pendientes de que al final ingrese en prisión.
Está claro que el Régimen solo se mantiene gracias a la propaganda y a la dejadez política de los ciudadanos.
¡AAA!, y a las nuevas formas de represion "legales" para los que se atreven a protestar.
 

¡Aunque claro !, tenemos anestesia MENTAL.



6 comentarios:

  1. Muy bueno... totalmente de acuerdo, lo peor del caso es que seguimos tragando con todo :(

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  2. En lo referido a las nuevas formas de represión legales se incluye la ofensa a España y a sus símbolos, castigada con 30.000 euros. Este delito, como otros muchos, queda a la consideración e interpretación que se quiera hacer de lo que es ofender, porque, quizás, criticar lo mal que funcionan las instituciones españolas podría ser considerada una ofensa a España -vaya usted a saber-. En definitiva, casi merece la pena ser corrupto y robar fondos públicos, ya que son actividades que -en comparación con tartazos y críticas a las instituciones- resultan premiadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hombre lo del tartazo para nada estuvo bien, pero me parece que dos años de prisión como que se han pasado. En cuanto a lo de los chorizos, siempre pena menor. Este sujeto del enlace seguro que ni pisa la trena. Es más ya sólo falta que este año también le toque la lotería.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tartazos no, GUILLOTINA.
    Por favor...

    ResponderEliminar
  5. Féliz Año a todos!!!!!

    Que os vaya bien......

    ResponderEliminar

¡¡¡HASTA SIEMPRE COMANDANTE!!!

«Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado...