jueves, 18 de septiembre de 2014

¿REVISIONISMO O ESPERANZA?

El otro día leía una entrevista que le hacían al profesor Pablo Iglesias. El hacía hincapié en no entrar en el binomio dialéctico de derechas e izquierdas pues ello beneficiaba a la derecha. Aunque Él se consideraba marxista y llevaba en los genes a la izquierda.
Tenía opiniones que a cualquier socialista podrían parecerles propias de otro partido revisionista más.
Llegados a este punto y a la situación política actual está claro que enarbolar banderas con la hoz y el martillo o hablando de socialdemocracia no se puede conquistar el poder para el pueblo (por lo menos no violentamente). No hay más que ver el poco margen de maniobra que tienen los partidos socialdemócratas cuando llegan al poder y cómo acaban traicionando a la clase trabajadora del país.
Los círculos de Podemos tienen mi confianza y sobre todo mi esperanza para un posible cambio estructural en la política española, que se ponga por fin al servicio de la ciudadanía.
Creo en los estatutos y en los círculos de esa organización que presionarán a los electos para que cumplan lo prometido:
Este es su decálogo de actuación.


Este es el programa y a lo que tienen que atenerse.

Por eso, aunque también tenga el socialismo escrito en mis genes y el marxismo como concepción económica y filosófica más afín y aunque crea el la profunda injusticia social en la que se basa el Capitalismo. Podemos es un paso en favor de los trabajadores y del 99% de la ciudadanía.
Vale, es revisionismo, pero, ¿qué esperanza de un mundo mejor y más justo  queda?

6 comentarios:

  1. Me haces acordar a mi mismo cuando intento convencer (me) a los corazones más anarcos de votar,simplemente de votar a la izquierda porque es peor no hacer nada.
    Seguimos eligiendo lo menos peor.Tengo mis serias dudas sobre si sirve votar a una izquierda que intenta no parecerlo demasiado...Tengo muchas dudas, y no veo que se despejen demasiado pronto.Dicho con respeto y aún así con ganas de seguir viendo caras de susto fascista por el "coletas" (frankenstein mediático?) El maleficio de la duda...

    ResponderEliminar
  2. Pues si, pero me atengo al programa y sus propuestas, si que creo que entrar en la dinámica izquierda-derecha solo beneficia a la derecha tal y como está desideologizado el personal.
    Además si hace tanto daño a PP-PSOE............

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que la estigmatización es un lastre para las ideologías, y más con la existencia de medios de manipulación, que no de comunicación. Pero me inquieta que para conseguir votos de aquí y allá, se recurra a ocultar lo que realmente se es, constituyendo, en cierto modo, una renuncia a ser lo que se es o era. Yo no dejaré de hablar de "izquierda" y "derecha", conceptos que están claramente definidos, y que nadie que pretenda hacer política puede encontrarse en un punto que no esté dentro del segmento que une ambos extremos. Aquello que llaman transversalidad, se la deberíamos dejar sólo a UPyD

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Victor,
    Yo creo que no se trata de ocultar lo que se es. Podemos tiene su decálogo y sus programa para quién quiera consultarlo.
    Pero se trata de que la clase trabajadora tome el poder, y empiece a legislar y a hacer política. Pablo Iglesias no reniega de su condición Marxista, pero como explicaba Juan Carlos Monedero en una entrevista. No se pueden ganar unas elecciones enarbolando la bandera comunista. Demasiado estigmatizada.
    Creo que urge dejar de ser opciones minoritarias para pasar a gobernar. ¿no crees?.

    ResponderEliminar
  5. Hola Metal,

    Pablo Iglesias: "Lo que proponemos no es de izquierdas, ni de derechas, es de sentido común"

    ¿Esto no es esconder lo que en realidad es? ¡Cómo que esas propuestas no son de izquierdas! Lo son de toda la vida. Iglesias, siendo politólogo, no se cree ni él mismo esa frase. Entiendo que esa frase la dice, como otras muchas cosas que ocultan, debido a esa estigmatización de la que hablamos. Sé que se debe a una estrategia, pero es una estrategia en la que se usa la falsedad semántica, es como sentir complejo de lo que se es. Me molesta que incluso escondan las banderas republicanas y que no quieran relacionarse con ella.

    En cuanto a dejar de ser opción minoritaria, IU lo estaba dejando de ser sin esconder terminología ni símbolos, pero es obvio que Podemos se lo ha comido.

    No obstante, son, como sabes, chicos a los que me gusta oír, y con los que coincido en casi todo lo que dicen, sin embargo, me muestro autocrítico, y estoy muy de acuerdo con este artículo, que te recomiendo leer en su totalidad, a pesar de ser un tanto largo:

    http://kaosenlared.net/component/k2/89672-ni-de-derechas-ni-de-izquierdas-o-sea-de-derechas



    ResponderEliminar
  6. Hola Victor,
    Si, es jugar al juego con reglas que benefician a todos los que componen esta pseudodemocrácia. A mi también me reprele renunciar a la bandera Repúblicana y no decir claramente que soy más rojo que Lenin. Pero para tomar el poder, insisto, veo muy difícil hacerlo enarbolando la bandera de la República o la estrella roja. Ya se han encargado los medios de desinformación de satanizar estos símbolos. Imposible movilizar a la gran masa de trabajadores que estamos sumergidos en una telaraña de mentiras, engaños semánticos.
    Victor, el programa y el decálogo están ahí. Y este es profundamente de izquierdas.
    Un abrazo camarada!

    ResponderEliminar

¡¡¡HASTA SIEMPRE COMANDANTE!!!

«Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado...